Reflexionamos sobre Big Data, IoT y machine learning

 In Big Data, IoT

Ultimamente se está hablando mucho de Big Data y de Internet de las Cosas, pero ¿qué son exactamente y qué aplicaciones tienen hoy día?

De forma muy simple podemos definir el Big Data como una técnica que permite analizar inmensas cantidades de datos con el fin de comprender y extraer conclusiones de ellos. Así, con el apogeo del Internet de las Cosas y las redes sociales se están generando cantidades masivas de datos que necesitan ser analizados, y eso es lo que le da sentido al Big Data, que se está popularizando cada vez más conforme pasan los años. Además, con la evolución de los ordenadores, máquinas cada vez más potentes, podemos analizar dichos datos de una forma relativamente rápida.

Iot como ayuda al Big Data

El IoT supone una gran ayuda para la expansión del Big Data, y es que gracias a él la sensorización e interconexión de los lugares físicos está en apogeo. Es ahora cuando se puede medir el tráfico de una calle, la polución de una ciudad o las visitas a un monumento en tiempo real. Todo esto conlleva una mejora de la eficiencia y tiempo de reacción hacia cualquier imprevisto.

Además, al Big Data se le une el crecimiento de otra tecnología, el machine learning. Y es que no se pueden generar tantos datos sin encontrar mil cosas que hacer con ellos. El machine learning usa el Big Data con el objetivo de conseguir que los ordenadores consigan “aprender”. Es decir, con esto un ordenador puede llegar a predecir y solucionar situaciones de manera autónoma. Un ejemplo muy claro y real son los coches autónomos de Google, que ya la implementan en su conducción sin conductor.

El Big Data en la empresa

Como vemos, el Big Data tiene un sinfín de aplicaciones, pero donde realmente toma importancia, siendo una técnica de tremendo valor, es en el análisis de datos en el contexto empresarial. Y es que muchas empresas ya tienen el Big Data como una herramienta fundamental en la toma de decisiones. Por un lado tenemos a las empresas que (bien sea una tienda de vender golosinas, un comercio electrónico o una increíble plataforma con millones de usuarios) están generando ingentes cantidades de datos que pueden ser analizados de manera que las ayuden a seguir creciendo, y que lo están haciendo.

Sin embargo, la otra cara de la moneda de Big Data es que, por desgracia, la mayor parte de las PYMES que también generan esos datos, no intentan analizarlos y sacar el contexto que ellos aportan, esto es, todavía no sacan provecho del Big Data.

Grandes empresas tecnológicas como Amazon, Google o Microsoft están lanzando diversos servicios en la nube que permiten utilizar el Big Data de muchas formas diferentes. Estas empresas saben que el Big Data no hará más que coger fuerza hasta ser una práctica más que obligatoria para cualquier empresa que quiera seguir creciendo. ¿Tú que dices, te unes a esta nueva práctica?

Recommended Posts