Los nuevos propósitos para Fashion Shop: transformación digital en un año

 In Apps, Ecommerce, Fashion Shop, Marketing

Con el nuevo año, todos nos fijamos propósitos que intentamos cumplir, al menos la primera semana, al pie de la letra. Ir al gimnasio, comer sano o ser mejor persona, son algunos de los más populares y todos hemos intentado alguna vez llevarlos a cabo sin éxito. Si eres de los que en febrero ya ha olvidado qué era eso de los propósitos, ¡no te preocupes! Eres una persona perfectamente normal. Pero sin ánimo de ofender, esperamos que los protagonistas de nuestra historia sí cumplan los suyos.

Fashion Shop es una empresa (ficticia) que se dedica a la fabricación, comercialización y venta de sus propias líneas de moda, y Carlos y Laura son sus directivos. Juntos, se han propuesto dar un paso más en el proceso de transformación digital, y durante los siguientes 365 días seguiremos de cerca su evolución mediante nuestro blog.

Su empresa se parece a la tuya

La compañía nació en 2004 y tras 14 años han abordado grandes retos como el de colocar sus productos en grandes superficies o el fuerte crecimiento en los primeros años. Sin embargo, con la fuerte crisis económica tuvieron que reducir su plantilla, lo que los llevó a una mayor productividad por persona a cambio de una carga de trabajo mayor.

En 2014 empezaron a notar síntomas de recuperación y apostaron por nuevos tipos de profesionales, renovando el departamento de comunicación, creando nuevos ámbitos de trabajo (i+D) y actualmente han instalado en su empresa un programa de gestión (ERP). Este último paso les ha quitado mucha carga de trabajo, por lo que en este momento se muestran muy positivos en cuanto a las posibilidades que la transformación digital puede ofrecerles.

¿Cómo son los protagonistas?

Ahora vamos a presentar a los protagonistas de esta historia. Por un lado tenemos a Carlos, director de marketing y comunicación de Fashion Shop. Por otro lado está Laura, directora de ventas. Carlos tiene 41 años y entre sus aficiones destaca la tecnología. Es social y extrovertido, en contraposición a Laura. Ella tiene 38 años y lo que destaca de su personalidad es la determinación y organización, así como la efectividad en el trabajo. Lo que ambos comparten son las ganas por seguir mejorando y creciendo junto a su empresa a través del camino de la digitalización, algo que les ha funcionado bien en los últimos años.

A lo largo del año veremos cómo Carlos y Laura administran el proceso de transformación digital y seguiremos de cerca su historia. ¿Quieres seguirla con nosotros?

Recent Posts