La planificación de un proyecto en Intelia paso a paso

 In Apps, Design, Diseño, Marketing, Proyectos

Una de las premisas de Intelia es que nuestro cliente está en todo momento informado de cómo va su proyecto. Él nos ha hecho partícipes de su idea de negocio, de una parte de él mismo y por ello, entre todos, formamos un equipo que trabajará unido a lo largo de todas y cada una de las fases del proyecto. Siempre seguimos el mismo procedimiento basado en metodologías ágiles que nos permitirá obtener mejores resultados.

Se abren tres frentes: diseño, marketing y desarrollo, y cada parte trabajará a la par y en contacto directo con el cliente desde el primer momento. La ventaja es que, como equipo multidisciplinar que somos, la unidad del proyecto es patente desde el inicio, ya que la comunicación siempre fluye en todas direcciones durante todo el proceso de creación.

El principio de un proyecto en Intelia

La primera reunión con el supuesto futuro cliente es clave. Éste nos expone su proyecto y los requisitos que quiere en lo que nos va a encomendar. Tomamos nota de todo, estudiamos y analizamos en detalle lo que se plantea y lanzamos el presupuesto. Si es aceptado por el cliente, comienza el trabajo.

Lo primero de todo es organizar las acciones que se van a llevar a cabo y las áreas que implica (diseño, marketing y/o desarrollo), así como una temporalización de las mismas. Por ejemplo, si en diseño hay que crear o no una imagen de marca, o si en desarrollo estamos hablando de la creación de una web, una aplicación móvil,..

Según el número de acciones, la temporalización variará y el cliente siempre tendrá que estar informado de esas acciones. Se elaborará un cronograma del proyecto incluyendo las distintas tareas a ejecutar, como pueden ser estudio de marketing, diseño, desarrollo, test o puesta en producción

Una vez organizado este cronograma, los expertos de marketing comenzarán con su tarea de estudio del mercado y de la competencia para poder transmitir tanto al cliente como a sus compañeros, y que el proyecto sea lo más fructífero posible. Esto es, se creará una estrategia de marketing que será trasladada a la posterior fase de diseño del prototito o wireframing.

El wireframe incluirá una relación de todas las pantallas del proyecto, incluyendo comentarios sobre el mismo, además de las distintas acciones a realizar contempladas en las primeras reuniones. Dicho wireframe deberá ser diseñado como resultado del estudio previo, y en coordinación con los profesionales de diseño gráfico.

Diseño y desarrollo de un proyecto en Intelia

Una vez aceptado el wireframe por el cliente se procede al diseño gráfico del mismo. El diseñador gráfico a cargo del proyecto mantiene el contacto con el cliente en todo momento para conseguir así reflejar lo que el cliente busca en su proyecto así como conseguir transmitir la identidad del mismo. Y acabado el diseño gráfico, todos los recursos se trasladan a los desarrolladores, quienes serán los responsables de la última fase del proyecto, el desarrollo.

Durante la fase de desarrollo, utilizaremos metodología Scrum para realizar la planificación y gestión de las tareas a realizar. El equipo de desarrollo tendrá una primera reunión en la que evaluará el alcance global del proyecto, dividiendo el total de trabajo en las semanas correspondientes, en función de la complejidad del proyecto. Una vez realizada esta primera fase de análisis, cada uno de los miembros conocerá las tareas que debe realizar y los tiempos marcados para ello, por lo que en este punto el equipo compartirá de manera colectiva la responsabilidad de los resultados, siendo supervisado, en caso necesario, por el rol de Scrum Master asignado.

Con el fin de conseguir feedback sobre el producto que se está desarrollando y reflexionar de manera regular sobre el mismo, se establecen una serie de entregas o “demos”, en función de la complejidad del proyecto, para mostrar al cliente el trabajo realizado hasta el momento y conocer de primera mano que el resultado es el deseado.

Terminado el desarrollo informático se proceden a realizar las baterías de test para pruebas sobre el proyecto, y cuando todo esté comprobado se planifica la puesta en producción del mismo.

El cliente, quien estará informado de todo el proceso, deberá ratificar la fecha y la hora exactas en las que su proyecto por fin vea la luz. Y una vez publicado, el cliente recibirá toda la documentación que se ha ido generando a lo largo de todo el proceso en todas las disciplinas.

Y a trabajar en un nuevo proyecto 🙂

Recent Posts